Perú; Siete días para recorrer el Valle Sagrado de los Incas

Todos los viajes nos enseñan algo.

Me bastó una semana para recorrer el Perú para dejarme llevar por su grandeza, el misticismo inexplicable de sus valles y las miradas profundas de su gente.

Cada viaje es una experiencia y bajo ningún motivo debemos “subestimar ningún destino” y esto lo escribo porque antes de partir me sentía algo escéptica con el lugar. 
Creía poder adivinar  todo lo que iba a encontrar y que probablemente no me sentiría asombrada o más bien muy poco sorprendida. Perú me dio una lección, realmente muchas, pero la primera fue esa; lo repito: “bajo ningún motivo debemos subestimar ningún destino”.

Para mi suerte me sorprendí a cada instante, todo me pareció mágico y cada novedad que aparecía día con día se fue haciendo mi favorita, hasta juntar todas y crear uno de los viajes más espectaculares que he realizado.

En este blog les voy a contar un poco de lo que hice y algunos tips para que sumen Perú a su Bucket List, porque vale la pena.

Recorriendo Cusco

Hace 500 años este lugar era el centro de América latina. Donde muchas culturas conviven, sus calles están vestidas de cimientos incas que hoy en día son negocios, restaurantes y algunas tienditas. Es impresionante ver como hay piedras milenarias en las cuales se recargan bloques de concreto que forman ahora “la vida moderna”, las calles empedradas, los callejones pequeños y algunas fachadas nos hacen sentir que viajamos en el tiempo, que la ciudades como las conocemos son fantasía de relatos lejanos.

Cusco tiene una variedad de atractivos. Para empezar en él se encuentran varias zonas arqueológicas, como; Saqsaywaman, Pisac, Choquequirao, Tipon; y también desde ahí se recorre el gran valle sagrado con lugares como: Moray, Chinchero, Ollantaytambo y por supuesto Machu Picchu.)

Cada uno tiene su magia, vale la pena ver todos y darse el tiempo para admirar. Si bien comparten características propias de la cultura inca, cada sitio ecológico esconde historias y propósitos que te dejaran sorprendido.

Otro highlight de Perú que tienes que tienes que anotar en tu itinerario es el Qorikancha, el principal templo inca de la ciudad que hoy en día es una catedral que fue construida en 1559 por españoles. Aún pueden verse por dentro y por fuera los grandes bloques tallados en piedra y los vestigios de lo que un día fue una recepción importante de la cultura inca.

Cusco es perfecto para recorrer de noche, comprar artesanía, visitar las “picanterías” que son como especie de bares que ofrecen comida y obviamente dejarse llevar por la variedad gastronómica que ofrece. Puedo decir con plena seguridad que la comida es realmente buena, tal vez la mejor que he comido en cualquier de los viajes que he hecho a los largo de estos 5 años.

Calles empedradas
Plaza de armas, Cuzco
Causa de atún, ceviche peruano, papa con ají y pastel de espinaca
Cholita cusqueña

Perú es una capital culinaria que mezcla sabores contemporáneos y rescata los ingredientes nativos de su cultura para hacer una mezcla simplemente espectacular. Entre mis favoritos: la chicha morada, las causas de atún, el lomo saltado y por supuesto la variedad de papas fritas o cocinadas, que fueron mi perdición; sin dejar fuera el ceviche que merece una ovación total ¡realmente una delicia!

También puedes leer: 4 Dias de pura vida en Costa Rica

Ese primer día caminé tratando de asimilar sabores y paisajes sin ahogarme, ya que vivo a nivel del mar y pues Cusco está a una altura de 3,399 metros sobre el nivel del mar. Recomiendo tomar té de coca continuamente, ayudará mucho a aligerar la sangre y caminar sin sofocarte.

Date tu tiempo y aprovecha el caminar despacio para no perderte ningún detalle, también se paciente para que tu cuerpo se acostumbre a la altura, probablemente al día siguiente caminarás sin problema alguno.

Para cerrar esta primera noche en Cusco nos fuimos a cenar a Tunupa, un lugar que ofrece una cena buffet deliciosa con una gran variedad de platillos típicos peruanos y que está acompañada con un show espectacular, que es el mejor complemento para la cena; lo mejor de todo es que está justo en el centro, frente a la plaza de armas.

Qurikancha
Sacsayhuaman con @ig0rr0cha
Písac

Tip de viaje: Existe un boleto que cuesta 130 soles (moneda local de Perú)  que incluye todas la zonas arqueológicas y las entradas a varias museos. Recomiendo comprarlo ya que es ahorras mucho más que si compraras entradas por separado. También puedes contribuir a la economía local, siendo un viajero responsable y contratando los tours que los mismos habitantes promueven, son económicos, prestan excelente servicio y además vas acompañado con un guía cusqueño que sabe todos los detalles históricos y relevantes.

Lugar donde reservamos la cena con show

Machu Picchu, maravilla del mundo moderno

Seguro te deja sin aliento este lugar (y es que ya vas con los nervios y la hiperventilación a tope) desde que vas subiendo las montaña (dato relevante, Machu Piccchu es la montaña, no la ciudadela). Recomiendo reservar el tour desde tu ciudad o país, ya que el acceso es limitado.

Para llegar hay dos opciones: sales de Poroy, que es la estación más próxima a Cusco y que excepto en temporada de lluvias, está abierta o de lo contrario es necesario ir a Ollantaytambo para tomar el tren y llegar a Aguascalientes, que es el pueblo que está a pies de la montañas. Un bus recorre montaña hacía arriba para ayudarte a subir, aunque también se puede llegar caminando, todo dependerá de tu condición física y si estás habituado a la altura ya que la respiración es un tema complicado en lugares altos.

Llegando no podrías creer el tamaño de las montañas y las nubes que parecen posibles de tocar. Recorrer la ciudadela es toda una experiencia, hay demasiada magia y cada rincón de este lugar hará que te cuestiones mil cosas; la más recurrente: ¿Cómo hace 5000 años pudieron mover piedras de esa magnitud? Aún lo sigo asimilando.

Servicio a bordo del Vistadome
Sello de Machu Picchu

Por suerte nuestro guía era una persona muy preparada y nos dio una explicación increíble que hizo que disfrutáramos más el recorrido.

Tip de viaje: Para llegar a Machu Picchu, compramos la entrada que incluía el trayecto en Tren, viajamos en el IncaRail y abordamos el Vistadome, un tren maravilloso, muy limpio y con ventanales enormes para disfrutar la vista del valle  que es impresionante, abordo viene incluido café, té, chicha morada y un pastel delicioso para acompañar tu viaje.

En Machu Picchu puedes sellar tu pasaporte con el sello de la ciudadela, llega temprano y hazlo, ya que a la salida es complicado por la fila de gente que también quiere llevarse ese recuerdo.

Agencia donde reservé la actividad

Apu Ausangate y Vinicunca o Montaña de colores

Escribir sobre este lugar es revivir una de las experiencias más hermosas que he tenido.

Vinincunca se encuentra a 5,200 metros sobre el nivel del mar; puedes subir caminando si estás acostumbrada a la altura o si eres toda una heroína como las cholitas (mujeres nativas del lugar)  que viven ahí; o como yo no queriendo arriesgarte y mejor tomando un caballo. Decidimos subir a caballo y bajar caminando.

Mi vida caribeña me las cobró todas cuando quise intentarlo a esta altura; apenas podía respirar pero el trayecto tanto de subida como de bajada es espectacular, es la combinación del valle verde, los glaciares que están al fondo y la montaña que poco a poco se va “pintando” mientras subes.

La llama Elvis

Los colores  fucsia, turquesa, lavanda y dorado que se ven son por la cantidad de minerales que hay en la montaña, todos formados hace miles de años y que hoy están ahí para hacer vibrar a los visitantes.

El camino no es fácil para nada, pero definitivamente es algo que tienes que hacer por lo menos una vez en tu vida.

En lugar hay servicio básico de baño, caballos que ayudan a los visitantes a subir y sus dueños, lugareños nativos del lugar que hablan español y quechua.

También puedes leer: Nuestro primer viaje de hermanas

Si pudiera elegir un lugar como mi favorito, sin pensarlo elegiría este mil veces.  Ahí comprendí que no necesitamos ninguna de esas cosas extra que a veces nos obsesionamos con tener para “ser felices”,  que la vida es corta y que vale la pena aventurarse. 

El silencio es uno de los poderes más increíbles que tenemos y que podemos manejar y lo aprovechamos muy poco, ahí solo se escucha el viento que baja, el arroyo frío que recorre el camino y los pasos de los caballos en el lodo. La montaña es una representación viva de todo lo que tiene la tierra como regalo para nosotros. Después de estar ahí solo puedo recomendar a todos que vayan, que se dejen llevar, que respeten el lugar y que sean conscientes de la hermosa casa que tenemos, llamada planeta.

Tip de viaje: También podrás llegar a sellar tu pasaporte hasta el mirador después de subir la montaña. Cuando pensé que no podía más ese fue mi trofeo por haber llegado, llevarme esa marca que me indicará por siempre que estuve ahí.

Agencia donde reservé la actividad

Recorrido por el Valle Sagrado de los Incas

Este recorrido inicia en Qorikancha pasando por Sacsayhuaman, Pisac, Ollantaytambo y Chinchero; este último capital mundial del textil en el que podrás encontrar una cooperativa donde mujeres nativas venden sus hermosos trabajos elaborados a mano.

Este recorrido te lleva a disfrutar por uno de los lugares más mágicos del Perú: Ollantaytambo, esta ciudad milenaria ha sido poco modificada por el humano moderno, ya que la distribución y las calles ¡son las mismas que hace miles de años! Aún pasan los arroyos diseñados por los incas para poder obtener agua puntualmente de la montaña; que baja de 9 am a 5 pm, aproximadamente.

Llegando puedes ver los vestigios en la montaña. Para poder disfrutar la vista de la ciudad tienes que subir varios escalones, una vez arriba no podrás creer que la vista es real.

Existen varias callecitas repletas de artesanía que vale la pena comprar ya que hay algunas cosas que no podrás encontrar en otro lugar.

Una vez saliendo de Ollantaytambo nos dirigimos a una comunidad pequeña y cercana para comer; !el mejor bufet de mi existencia!: la variedad de granos, ensaladas y guisos que tienen es una verdadera maravilla. En este viaje debo confesar que no hubo limitantes; comí y bebí de todo lo que pude, no estaba dispuesta a perderme ningún sabor.

Ollantaytambo
Cholita lavando lana
Chicha

Después de tremendo banquete, nos dirigimos a otro poblado para visitar una cocina tradicional peruana y ver cómo se prepara la chicha de jora y la frutillada,  que es un fermento de maíz sagrado que tomaban los incas y que ofrecían como tributo a la Pachamama (madre tierra).

Tip: Intenta conseguir recorridos con gente local, saben los mejores lugares, las historias verdaderas del lugar, te transmiten su cultura, aparte de ser excelentes anfitriones.

*Esta actividad la compré en el centro de cusco en una agencia local.

Cosas que debes saber antes de viajar

  1. Cusco tiene una cultura que aún preserva varios sincretismos entre su religión milenaria y la católica, que fue impuesta por los españoles hace 500 años; así que podrás observar que hacen muchas referencias a varios dioses como ; Inti (dios sol) Apu (Dios) y Pachamama (Madre tierra).
  2. Ve dispuesto a gozar de la gastronomía; si eres vegetariano o vegano para nada tendrás problema; su oferta gastronómica es más que amplia. Los postres son una de las maravillas que te encontrarás en restaurantes y tiendas locales.
  3. Los peruanos hablan español sin, embargo aun muchos de ellos (más en la región del valle sagrado)  hablan Quechua, lengua originaria de los andes.
  4.  Es un país económico, su moneda local son los soles peruanos, recomiendo cambiar dinero en el aeropuerto a tu llegada, es uno de los mejores tipos de cambio que encontrarás.
  5. Ve con una mochila vacía, ya que te querrás traer toda la artesanía que es maravillosa.
  6. Aprovecha la oferta de Pisco Sour que es una bebida tradicional y verdaderamente rica, aparte de disfrutar de la famosa cerveza tradicional Cusqueña ¡Mi favorita ahora!
  7. Sé amable con las gente de las comunidades, ellos están dispuestos a ayudarte y darte los recorridos. Es importante no olvidar que aparte de ser un ingreso para ellos, no deja de ser parte de sus costumbres y creencias. ¡Apoya la economía local!
  8. Tomate foto con las alpacas, llamas y borreguitos, la mayoría de las fotos son a cambio de tips; así que no olvides aportar a las cholitas.

También te dejo una lista de cosas que serán de utilidad a la hora de empacar para tu viaje y la recomendación de hospedaje que yo elegí para mis días en Cusco.

  • Ropa cómoda
  • Tenis para hike 
  • Sudadera, chamarra, sueter
  • Bufanda, gorro, guantes
  • Una botella reutilizable para agua
  • Bloqueador
  • Canguro
  • Mochila pequeña para tus compras
  • Bálsamo para labios.

Si ya visitaste Perú, comparte conmigo tu experiencia.

You may also like

2 comentarios

  1. Qué hermoso Stef! He escuchado tantas cosas bonitas de Perú y es de esos países que están en mi lista de próximos viajes, pero siento que todavía falta para que lo visite… es que hay tantas cosas.

    Eso sí, voy a volver a este post cuando toque el momento de vivir esa experiencia. Todas las fotos que fuiste compartiendo en IG fueron mágicas y me gustó que complementaras la experiencia en este post, ya que así todo se ve más bonito y como una especie de diario de viaje n.n

    1. Hola Pablo!

      Gracias por siempre leerme.

      Si, espero puedas ir pronto ahora el turismo va emergiendo y aún hay “poca gente” en as reservas, sin duda un viaje que tienes que hacer, estoy segura te encantará. Cuando ya estés por ir sin problema te paso algunos tips.

      Saludos hasta España, espero encontrarnos pronto en algún lugar del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *