Nuestro primer viaje de hermanas: recorrimos Toronto caminando.

Esta vez Perla y yo decidimos que pasar nuestro verano recorriendo Toronto, sería el mejor de los planes para hacer nuestro primer viaje de hermanas.

Esta ciudad siempre fue un sueño para Perla, decidimos conocer todo lo que fuera posible en una semana y puedo decir que ahora es una de mis ciudades favoritas. Ese aire cosmopolita que tiene, es encantador.

Planeamos el viaje de forma que nos pudiéramos movernos caminando. Si, yo soy esa persona que te dice que está “cerca” pero que en realidad sabes que te hará caminar 30 min o más. Me declaro fan de caminar cuando viajo porque así se encuentran los mejores lugares y los mejores rincones de las ciudades.

Petite stef
CN Tower
Toronto, Street
Poutine, Toronto
Canadá
Viaja a Toronto

Viajar con mi hermana sin duda fue lo mejor de este de viaje, porque pudimos convivir más, conocernos mejor y reír sin parar.

Me gustan las ciudades donde sabes que puedes perderte entre calles, parques y museos. Lo mejor de viajar con Perla es que ambas teníamos la misma idea de “viaje”: caminar mucho, tomar las mejores fotos posibles, probar nuevos sabores, explorar algunos barrios famosos de la ciudad y tener varios momentos para nosotras.

Siete días nos bastaron para cubrir los puntos principales de la ciudad, caminamos mucho pero todo valió la pena. Una ventaja haber visitado Toronto en verano es que el atardecer comenzaba como 8:30 pm, así que esto permitía agregar más lugares a nuestra lista por día.

Museos, vistas increíbles y mi experiencia con los dulces asiáticos. 

Como toda ciudad grande nos aventuramos el primer día a visitar China Town como primer punto y fue toda una experiencia. Había muchas tiendas que vendían desde fruta y verdura hasta especias un poco extrañas. Recorrimos distintos restaurantes como Mother´s Dumpling (los mejores dumping de la ciudad) y compramos varios productos asiáticos para probar (mi hermana es super fan de los dulces y las cosas asiáticas) en lo que descansábamos en alguna banca.

Probamos distintos tipos de dulces y después cada quien daba su crítica, para mi mala suerte descubrí que no era muy fan.

El barrio es muy tranquilo pero movido, la gente camina rápido y entra y sale de varias tiendas como si todo se fuera acabar. Existen restaurantes deliciosos y objetos curiosos que querrás comprar, prácticamente encuentras de todo. Estuvimos ahí por horas.

TIP #1: Si quieres comprar souvenirs, es este es el mejor lugar, recorrimos varias tiendas por el centro y este lugar sin duda es el más económico, puedes encontrar souvenirs  hasta por $5 CAD*

China Town
China Town
Mother´s Dumpling
China Town
Remen light

Nuestra siguiente misión en el Art Gallery Ontario era específica, visitar la exposición de Yayoi Kusama “The infinity mirror” , y conocer algunas obras de artistas canadienses. Después de visitar la obra de Yayoi Kusama (realmente fueron 60 segundos, ya que es el tiempo que puedes permanecer en la exposición) recorrimos el museo, tomamos fotos de una obra muy padre que hace referencia a los antiguos indios canadienses, y nos perdimos por las salas por varias horas para visitar distintas exposiciones.

También puedes leer: 4 días de ¡pura vida! recorriendo algunos rincones de Costa Rica

Sabíamos que el día apenas había comenzado y sin querer ya estábamos en la Universidad de Toronto, que es inmensa pero vale mucho la pena visitarla, tiene jardines hermosos, edificios muy interesantes y lo mejor es que puedes entrar a las facultades a echar un vistazo, es uno de esos lugares en lo que quieres quedarte para siempre, ponerte a estudiar o aprender algo.

Vale la pena mencionar que en Toronto la educación es uno de los pilares del gobierno y de su sociedad así que lo mejor de este lugar es que aún no siendo estudiante puedes tener algunos accesos para visitar ciertas áreas y sorprenderte. En la semana que estuvimos pudimos ver los edificios de las facultades de Medicina, Ingeniería, Antropología, Arte, Música, Derecho y algunas otras más. La universidad es realmente grande así que estás cerca de alguno de los edificios puedes echar un vistazo para sorprenderte, seguro te darán ganas de ponerte a estudiar.

El día corría y sentíamos que ya llevábamos muchas horas pero habíamos madrugado y estábamos dispuestas a hacerlo valer. 

AGO, Ontario
AGO (Art Gallery Ontario)
Yayoi Kusama
The infinity mirror
The infinity mirror
“The Infinity Mirror”
Universidad de Toronto
Flores en universidad  de Toronto
Universidad de Ontario

Así que bajamos el centro para visitar el Acuario (Ripley´s Aquarium) tienen que saber que Perla y yo jamás habíamos visitado un acuario por lo menos no así de grande, así que la idea de estar ahí nos emocionaba demasiado, eramos como dos niñas pequeñas,  listas para sorprenderse y tomar fotos de todo. Lo que más nos gustó de este lugar es el tipo “túnel acuático” que tienen donde caminas por debajo de los tiburones, las mantarrayas y cientos de peces. 

Caminamos asombradas de todo, una de las ventajas de viajar con tu hermana es que puedes ser tú misma y puedes llegar a puntos máximos de emoción sin sentir pena después ja, ja, ja.

En el acuario existen distintas especies y puedes verlas muy de cerca, la experiencia es imperdible, así que este es un “must” si visitas Toronto. Aparte debes saber que está a lado de la CN Tower, así que ya estando ahí puedes hacer ambas cosas: conocer distintas especies marinas y ver la ciudad desde las alturas.

Ripley´s Aquarium
Ripley´s Aquarium
Ripley´s Aquarium
Ripley´s Aquarium
Ripley´s Aquarium
Ripley´s Aquarium

Eso fue lo que hicimos, la hora más esperada del viaje había llegado, las dos estábamos con el corazón al mil por ver Toronto desde las alturas en la CN Tower. Lo mejor de todo es que no hicimos fila para entrar gracias al Citypass** que vale muchísimo la pena comprar. 

CN tower
CN Tower
Embroidery hoop
Toronto view

TIP #2: Si visitas Toronto te recomendamos que compres el Citypass, es un pase que cuesta aproximadamente como $1,500 MXN e incluye la entrada a varios lugares turísticos de la ciudad sin hacer fila ni esperar, vale muchísimo la pena.

Entramos sin hacer fila, subimos y cuando estábamos ahí no lo podíamos creer, nos dimos cuenta de lo grande de la ciudad y de los cientos de edificios que hay en ella, fue una experiencia increíble. Esperamos a que el sol bajara, nos tomamos varias fotos y simplemente nos quedamos viendo como los edificios se iban oscureciendo con el paso del atardecer.

Nos dimos cuenta que teníamos un gran reto, recorrer todas la calles posibles, adentrarnos a la ciudad para llevarnos la mejor experiencia y sobre todo, compartir este viaje juntas al máximo para recordarlo por siempre.

The Niagara Falls

Si algo teníamos claro Perla y yo es que teníamos que ir a Niagara Falls y que tenía que ser inolvidable, así que antes de irnos decidimos buscar un tour que nos llevará hasta allá y que además incluyera el paseo en el bote para estar lo más cerca posible de las cataratas, ¡Qué intensas!

Así que ese día nos levantamos muy temprano, desayunamos en Tim Horton´s (mención especial a esta cadena por sus timbits y el chocolate caliente) y nos preparamos para la aventura.

El tour incluía un paseo por el pueblo de Niagara on the Lake, una cata de vino, las cataratas y el paseo en bote.

Tim Horton´s breakfast
Timbits y chocolate caliente para iniciar el día
Doggie
Nos encontramos este perrito y jugamos con el un rato
Niagara on the Lake
Niagara on the Lake
Niagara on the Lake

La primera parada fue en Niagara on The Lake donde visitamos una tienda que tenía un gran campo de lavanda donde aprovechamos para tomarnos fotos. Ese lugar olía espectacular y la vista de los campos estaba fuera de serie.

También visitamos una pequeña finca que donde había una tienda de antigüedades increíble, donde había de todo, queríamos recorrer toda la tienda con los ojos sin perder detalle; era demasiado y casi imposible.

Así que decidimos disfrutarlo y solo tomar fotos, sentíamos que estábamos en una película, una película super nuestra, donde se repetía “Skinny love” una y otra vez. Esta canción estoy segura la recordaremos por siempre.

Lavanda flowers
Niagara on the Lake
Niagara on the Lake

Ya con mood bastante tranquilo, llegamos a la cata de vino y probamos una cosecha reciente de Malbec, nos explicaron cómo catar un vino y sobre todo el proceso que lleva en esa zona. Canadá tiene una gran zona vinícola que vale mucho la pena conocer y por supuesto probar.

Grapes
Lavanda flowers

Ya más emocionadas que nunca, subimos al autobús y empezamos a ver las cataratas de lejos y sabíamos que la aventura y el feeling iba a subir a tope cuando estuviéramos ahí. No podíamos creer que estábamos tan lejos de casa, juntas en otra parte del mundo y ante nosotras una maravilla natural indescriptible. No puedo olvidar la cara de mi hermana cuando llegamos, jamás la había visto tan emocionada. 

Después de todo entendí que los viajes no siempre son para uno mismo, para mi hermana era un sueño viajar a Canadá y para mi el sueño era poderla acompañar.

Niagara Falls es sin duda todo un espectáculo, es increíble la vista y también la cantidad de personas que hay, tomamos muchísimas fotos y estuvimos admirando el paisaje un par de minutos.

Niagara Falls
Niagara Falls
Decidimos usar nuestras playeritas de @angecano para este día

Decidimos que era hora de adentrarnos en las cataratas y tomamos el barco, nos pusimos impermeables y estábamos dispuestas a mojarnos lo que fuera necesario para conseguir una buena foto. 

Escuchar la fuerza del agua y ver como desde abajo el cielo y la cascada se confunden fue mágico. Creo que fue el momento más emocionante de todo nuestro viaje, estoy segura que jamás olvidaré la sensación de estar ante algo tan poderoso como la fuerza del agua.

TIP #3: Compra un tour que incluya el paseo en bote, jamás te arrepentirás. Nosotras compramos el tour por aproximadamente $1,500 MXN p/p e incluía todo los puntos que mencionamos.

Niagara Falls
Niagara Falls
Niagara Falls

Después de tanta emoción, adrenalina y fotos el tour terminó con un poco de nostalgia. Nos despedimos del lugar y recorrimos 2 o 2 horas y media para llegar de nuevo a Toronto junto al Eaton center y Younge Dundas Square. ¡Era momento de hacer compras! y ambas estábamos cansadas pero sabíamos que ir a Eaton Center era toda una experiencia.

Recorrimos diferentes tiendas, hicimos algunas compras de cosas increíbles que nos encontramos y también caminamos unas cuadras para visitar Younge Dundas de noche que es también un imperdible. Es como un mini “Time Square” pero sin duda fue un lugar perfecto para cerrar nuestro día y admirar más de la ciudad.

All you need is a sister 🙂

También puedes leer: Cuba: mojitos, música y cuatro de mis mejores amigas para vivir la mejor de las aventuras.

Castillos y dinosaurios 

Sabíamos que queríamos ir a Casa Loma, pero no teníamos muy claro si nos gustaría o no. Al llegar ambas decidimos que sería uno de los lugares favoritos de nuestro viaje a Canadá. Casa Loma es un castillo muy antiguo donde se han grabado distintas películas y prácticamente está intacto.

Recorrimos todo, cada habitación, cada sala y decidimos tomarnos el tiempo necesario para no perdernos ningún detalle.

Visitar el “Jardín Secreto” es toda una experiencia, hay flores de muchos colores, spots para tomarte fotos y un largo camino para disfrutar de la naturaleza, el aire fresco y ver la fuente que sin duda te hace sentir como en una película antigua.

También fue nuestro lugar favorito porque tienen muchas historia sobre cómo se fundó Canadá y todas la etapas políticas y sociales por las que ha pasado ese país.

Estar ahí fue una experiencias increíble, ambas nos agradecemos haber ido sin esperar nada, porque cuando nos fuimos salimos llenas de miles de cosas lindas.

TIP #4: Lleva siempre una botella de agua para rellenarla, en los jardines o parques grandes hay máquinas y bebedores, asi te ahorras comprando agua y te conviertes en turista responsable al no generar más plástico.

Casa Loma
Casa Loma
Casa Loma
Casa Loma
Casa Loma
Casa Loma
Casa Loma flowers
Casa Loma garden
Casa Loma
Casa Loma
Casa Loma

Caminamos a nuestra siguiente parada y ambas esperábamos emocionadas llegar al Royal Ontario Museum ¡Jamás habíamos visto dinosaurios! y claro está, no íbamos a perder la oportunidad. 

Ambas hemos visto cientos de películas con museos gigantes que tienen dinosaurios, animales disecados etc., pero verlo en persona fue toda una experiencia que nos llevó toda una tarde.

Perla se dedicó a tomarle foto a cada animal (si, tardamos horas ja, ja, ja). Este museo fue de mi favoritos, jamás me había asombrado tanto con un museo de este tipo. Ambas recomendamos visitarlo, más Perla con sus 100 fotos de animales ja, ja, ja, ja.

Queen´s Park fue el lugar perfecto para ir a paso lento, por la lluvia y por el dolor de pies je, je ,je. Estoy segura que ningún viaje es realmente un viaje si no te duelen los pies por tanto caminar. En este parque Perla y yo platicamos sobre cómo planear más viajes, las cosas que debes saber y lo mucho que queda en ti después de conocer un lugar.

Aún con la lluvia caminamos por Queen´s Park, disfrutamos el aire de los árboles y vimos muchísimas ardillas. Eso es una ventaja de estar en una ciudad como Toronto, estás rodeada de cientos de edificios y a la vez la naturaleza te sorprende en cada esquina.

Royal Ontario Museum
Royal Ontario Museum
Royal Ontario Museum
Royal Ontario Museum
Royal Ontario Museum

La mejor vista con una de mis personas favoritas

Como en todo viaje hay aciertos y también hay errores y nuestro error fue creer que como en México, los mercados abren en domingo, y nos llevamos la sorpresa de que los mercados solo trabajan hasta el sábado, así que nos quedamos con ganas de entrar al St. Lawrence Market, pero no nos dimos por vencidas.

Caminamos por calles hermosas hasta encontrar el Gooderham Building, que fue toda una sorpresa. Habíamos visto muchas fotos en instagram y no podíamos creer que estábamos ahí, son como esos golpes de realidad en donde no crees en el lugar en el que estás y tienes que repetirlo un par de veces para creertelo.

Gooderham Building
Gooderham Building

Después de mil fotos en ese edificio, decidimos irnos a Distillery District no sabíamos que encontraríamos, pero al llegar nos encantó.

Distillery District son antiguas fábricas que funcionaban hace muchos años y que ahora han sido adaptadas para ser tiendas, restaurantes y cafeterías con un mood muy relajado, existen distintos tipos de tiendas con objetos de diseñador, también lugares donde venden comida con procesos artesanales y mucha gente también asiste a vender sus productos locales, la verdad está increíble el lugar.

Habia musica en vivo, postres deliciosos y muchos objetos que queríamos comprar. Caminamos mucho, observamos todo lo que había y después nos despedimos de este lugar increíble, con un pretzel gigante.

Destillery District
Amamos el lugar en cuanto entramos
Destillery District
En Toronto hay flores por todas partes
Hot dog
Destillery District
Pretzel
Destillery District

Aún nos quedaban horas de sol y pensando que sumar a la lista, nos dimos cuenta que estábamos dejando ir uno de los puntos turísticos más importantes; Toronto Island.

Tomamos cámara, mochila y cruzamos en menos de 10 minutos a este lugar que es un parque gigante, donde muchas familias van a asar carne, pasear a sus perros, andar en bici y por supuesto esperar la puesta de sol para ver la ciudad desde lejos.

TIP #5: Lleva comida, agua, juegos de mesa y tu cámara para pasarla bien en lo que esperas el atardecer en un espacio super lindo para convivir y divertirse.

No les voy a mentir llegamos como 7pm y el sol bajó a las 9pm. Al principio todo bien pero después de tanto caminar ambas estábamos por darnos por vencidas, así que en ese momento ambas pensamos que tal vez sería la única ocasión que estuviéramos ahí juntas esperando por lo mismo. Platicamos mucho y sin darnos cuenta ya eran las 9pm tomamos fotos y lo mejor fue que al cruzar de nuevo a Toronto el sol había bajado casi por completo.

Ha sido el espectáculo más hermoso que he visto, con una compañía que no hubiera cambiado por nada en este viaje. 

También leer: París te podrá conquistar

Toronto Island
7:00 pm
Toronto Island
Si quieren ver más fotos de Toronto, sigan a @perlaoropeza_
Toronto Island
Toronto Island
9:00 pm
el mejor atardecer de nuestras vidas, para siempre.

El cierre perfecto para un viaje perfecto.

Viajar con mi hermana me ha enseñado mucho, ella es menor que yo, así que al principio no podía dejar de pensar que yo tenía que cuidarla.

En el camino me enseñó que ninguna de las dos dependía de la otra, que estábamos ahí por una aventura que habíamos planeado juntas y que mi propósito en realidad no solo era viajar con ella, sino también ayudarla a cumplir un sueño. Ha sido uno de los mejores y más divertidos viajes que he tenido. 

Gracias Perla, por enseñarme muchas cosas en 7 días y por ser la mejor compañera de viajes que la vida me pudo dar.

TIP #6 Y EL MÁS IMPORTANTE: alguna vez en tu vida, viaja con tu hermana o hermano, verás que es una experiencia inigualable, además de que aprenderán a conocerse de forma distinta. Te darás cuenta que es realmente el único amigo que estará para ti toda la vida.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *